La Danza del Tamborito

Tamborito bailado por el presidente Ricardo Arias y la Sra. Ruth Cajar - 1956 / Crítica en línea

En el día de ayer murió una de las grandes representantes del tamborito Lucy Jaén, quisiera compartir con ustedes un poco de información sobre esta expresión artística del folclore panameño.

El tamborito es una danza cantada a base de palmas y tambores que data del siglo XVII. En la provincia de Los Santos se cultiva el llamado tamborito santeño, de mayor influencia española, con colorido, belleza coreográfica y ritmo mesurado.

Según la obra de Isidoro Valdéz, desde la década de 1920, las damas que participan en las tunas del tamborito se engalanaban con la pollera y bailaban hasta el amanecer del Miércoles de Ceniza.

Técnicamente el tamborito consiste de una voz principal (cantalante) que entona la melodía y marca el compás cantando un estribillo seguido por el cajero y otros tambores que se suman a la voz; un coro de mujeres responden cantando mientras siguen la melodía con palmadas apoyando el compás estableciendo una especie de diálogo entre la cantalante, el coro y los tambores.

El arte de la interpretación del tamborito reside en el grupo armónico con voz blanca, sin resonancia en la faringe, sin tonos altos. Los cuales son esenciales del arte vocal del tamborito, quizás por ser más adecuada al canto popular o al aire libre.

En su monorrítmica canción y en la repetición incesante del mismo tema melódico, en los gestos que lo caracterizan, es en donde mejor se define su peculiaridad. Al oírla una y cinco veces es imposible que como buen panameño no nos aproximemos al “Tambor de la Alegría”. El enigmático tambor encierra en su simbolismos la alegría que todos con nostalgia recordamos en especial los que vivimos en la capital.

Se observa de izquierda a derecha el tambor, la caja, el repicador y la tambora

La caja y el tambor son los que dan el ritmo a esta manifestación musical. A diferencia de los otros instrumentos de viento, cuerdas y percusión, la caja es el preferido para ejecutar, junto al tambor, las tonadas del tamborito.

Existen diferentes ritmos a los cuales puede ser ejecutado la caja, entre los que podemos mencionar el ritmo norte, corriente, calles, norteado. A eso se refiere la expresión “darle norte”.

En la ciudad de Panamá, el norte seco es un aire de un tempo moderato y de ritmo binario que corresponde al compás musical de 2/4. El corrido es más movido, corresponde a un ritmo binario, con sus divisiones ternarias en cada tiempo que se traduce gráficamente por el compás musical 6/8. Cuando un tambor norte se transforma en corrido, se acelera, se agita.

El ritmo del tambor “corriente” se establece en el tambor grande llamado “tambora”. En otras partes de la República ocurre lo contrario. Allá es el norte el que acelera y entusiasma y la frase darle norte a un tambor asume, en consecuencia un significado opuesto. En la Chorrera se dice ciénaga en vez de corriente.

El tambor pequeño o “repicador” llama a las parejas con el motivo rítmico que sigue. Los tres golpes,  indican el comienzo del acto; al oírlos, las parejas dan tres pasos hacia adelante, hace una reverencia a la orquesta y retroceden tres pasos. Los tres golpes indican también el cambio de escena, la salida de la pareja en acción para que entre a la rueda otra pareja.

El Tamborito en medio de las festividades

Hay que considerar su indumentaria: la pollera, los zapatos de raso, los adornos de la cabeza, la joyería. Según la obra de Narciso Garay hacia 1870 se cantaba con el sombrero Panamá calado,  pero actualmente no se estila a emplear el sombrero, reemplazándolo por los tembleques en la solemnidades de gala.

Finalmente les comparto una producción de “La Faraona del Tamborito” Lucy Jaén.

Glosario:

1. Voz blanca: Se denomina voz blanca a la voz musical de los niños y niñas antes de su pubertad. Una laringe infantil es más corta que la de una mujer, y mucho más que la de un varón, por lo que las voces blancas son muy agudas.

Fuentes:

1. Cortés Alcibiades 2005, Las tunas del tamborito, una tradición que se mantiene, Prensa.com, consultado: 28 de octubre de 2011, disponible en: http://mensual.prensa.com/mensual/contenido/2005/02/07/hoy/nacionales/127781.html

2. Garay Díaz, Narciso E. 1999, Tradiciones y cantares de Panamá: ensayo folklórico, Autoridad del Canal. Panamá.

3. Heckadon Moreno, Stanley 1994, Panamá en sus Usos y Costumbres, Editorial Universitaria. Panamá.

About these ads

Acerca de Lizzi M. Herrera S.

Mi profesión es investigar los diferentes ámbitos de la ciencia pero me concentro más en investigaciones en el área de ganadería, agronomía y zoología.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La Danza del Tamborito

  1. Verdad dijo:

    ¡¡¡Mentira!!! ¡El tamborito es de mayor influencia Africana!

    • Lizzi M. Herrera S. dijo:

      Concuerdo contigo quizás las fuentes consultadas se basaron en una sola influencia pero no es exclusivamente africana:
      La Música folclórica Panameña, descansa rítmicamente en los ritmos africanos, traídos por los esclavos a Panamá en la época de la colonización española. Sin embargo, melódicamente hablando tiene un fuerte influencia europea, proveniente principalmente de España, específicamente de las regiones de Andalucía y en menor medida de Galicia. La música indígena es la que menor influencia ha ejercido en la música folclórica mestiza panameña. – Wikipedia-

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s